EDITORIAL DIARIO CRONICAS - MERCEDES, SORIANO, URUGUAY
DIARIO CRONICAS
ACERCA DE LA EMPRESA  .  CONTACTO  .  SITIO ANTERIOR
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
DIARIO CRONICAS GENERAL ECONOMIA ACONTECIMIENTOS EDITORIAL DEPORTES
DIARIO CRONICAS EDITORIAL NOTICIA
COMPARTIR ESTA NOTICIA:
Editoriales Anteriores
8 jun 2017 |


El Tiempo no Espera

Entre las 23.55 y las 0.05 cientos de miles de petardos habrán iluminado el cielo.

31 Diciembre. Entre las 23.55 y las 0.05 cientos de miles de petardos habrán iluminado el cielo. En todo el Uruguay serán millones y en el mundo una fantástica cifra de dinero quemado. Es una de nuestras maneras de celebrar por un año que se fue, pero más bien por el que viene. ¿Es que el tiempo es capaz de esperar y reciclarse cada 31 de diciembre? La pregunta tiene como respuesta un rotundo NO, obligándonos a un encierro entre tantos consejos cruzados. En efecto, es cierto que el presente de cada uno de nosotros es la suma de numerosos ayeres y que a la vez no es posible vivir mirando atrás. Pero también es cierto que estamos convencidos que la vida será mejor después; y así apostamos a esperar a terminar una carrera, a conseguir el trabajo, a tener un hijo, luego otro, a esperar que crezcan, cuando tengamos la casa propia, cuando nos retiremos; en definitiva a lo que viene después.

Por desconocido, lo que viene es siempre esperanzador, tanto como un año recién estrenado donde la economía mejorará, hallaremos el amor deseado o sanaremos de las tristezas de ayer. 

En esa búsqueda inquieta, impaciente y frenética iremos desgranando los primeros minutos, días y semanas del Nuevo Año. Pero lo que no podemos perder de vista es que cada día la vida nos regala 86.400 segundos que al llegar la noche se extinguirán queramos o no. Es como si en un banco nos depositaran cada día 86.400 pesos que de no gastarlos se perderán. Seguramente correríamos jornada tras jornada a aprovecharlos al máximo porque cada noche el Banco cerraría el saldo volviéndolo a cero. Lo mismo acontece con el tiempo: el saldo se cierra a la noche si no fue aprovechado.

Entonces, si la vida siempre estará llena de luegos que no se aprovechan, el secreto está en tomar conciencia de que nada es para siempre. Claro que es difícil trabajar como si no se necesitara el dinero, o amar como si no nos hubieran herido, o mirar sólo hacia adelante cuando las voces de atrás aturden. Llorar un poco no es malo, es simplemente una emoción como el enojo que se siente sin poder hacer nada para evitarlo. 

Los que dicen que están esperando una oportunidad suelen estar engañándose a si mismos. La oportunidad no está en el futuro, está en el día a día, en el aquí y ahora. Está entre nosotros, siempre. Es bueno entonces olvidar la promesa del mañana porque tal vez no llegue nunca. Posponer las cosas es un truco mental por el que mantenemos la esperanza, y mientras tanto la oportunidad se escapa.  Todos los días son el ahora.

Así que lo mejor sería atesorar cada momento que tengamos la suerte de vivir. Y atesorarlo más si fue compartido con alguien especial, lo suficientemente especial como para dedicarle nuestro tiempo. Recordemos que el tiempo no espera por nadie. 

Ayer es historia. Mañana es misterio. Hoy es dádiva. Por eso es que se le llama “presente”.

Felicidades amigos!!



La pelea salió del estadio. Ya no es la tribuna: son los políticos

1 Diciembre. El domingo la pelea estaba en la tribuna generando la indignación de todo el país.

Entre el lunes y ayer, la pelea bajó a los estrados políticos ¿ Generará el mismo efecto?

Razones y pasiones: tal parece que ya no se puede hacer referencia a un hecho sin provocar una reacción violenta y lo peor es que ahora los actores no son inadaptados utilizando sus manos sino jerarcas de gobierno utilizando la palabra. 

El presidente Vázquez anunció que al retorno de España estudiará “medidas enérgicas para que la justicia aplique la ley como debe ser pero en su máxima exigencia”

El presidente de la Suprema Corte le respondió de inmediato asegurando que “Tabaré Vázquez se equivoca respecto de la función de los jueces” y contribuye a la confusión.

Juan Pedro Damiani replica que el Ministerio del Interior no dice la verdad y que si había “asonada” por qué la policía no les advirtió de la gravedad de los hechos que planificaba esa organización delictiva.

El Ministro del Interior le dice a Damiani que “hay que tener memoria para hablar”, recuerda la amenaza de hinchas a Novick que terminaron haciéndolo renunciar e insinúa que el presidente de Peñarol “no puede decir que el club no tenía conocimiento de lo que ocurría fuera del estadio.”

Luis Lacalle Pou desde el senado dice que el presidente Vázquez es el responsable último de la violencia en el fútbol por no ejercer la autoridad y utiliza el calificativo de “ridículo” para dirigirse al Ministro Bonomi.

Estamos entonces en un “todos contra todos”, un nuevo y nada divertido  juego al que se irán sumando más actores la semana que viene cuando el parlamento llame a sala al Ministro del Interior y cada legislador se despache con su discurso. Ya Bonomi anunció ayer mismo que a partir de ahora habrá un cambio en el accionar de la policía. “La actitud frente a estos hechos de violencia va a cambiar” –dijo- agregando que se presentará un paquete de medidas para los procedimientos en eventos deportivos.

Con un entorno dividido y partido en seis partes (Policía, Ejecutivo, AUF, Clubes, Justicia y Parlamento) tirando cada cual para sí al que deben sumarse los promotores privados y la prensa interesada, lejos estamos de seguir el camino que Inglaterra recorrió en 1990 para terminar con el problema de los denominados Hooligans que habían llevado al fútbol inglés a tocar fondo. La combinación de medidas (9 en total) fue posible porque todos estuvieron remando en el mismo sentido. 35 sentencias de prisión perpetua, 5.000 de prisión a término, multas a las empresas que transportaran las barras, sistema de identificación dactilar y facial en los estadios, préstamos a los clubes para reformar los escenarios, intervención directa de la policía en los partidos, e infiltración en las barras para anticiparse a los hechos, hicieron que 9 años después los alambrados desaparecieron de las canchas. Hoy sentarse en primera fila a dos metros del jugador es posible tanto como en un teatro pero todos son concientes de que ingresar a la cancha equivale a la cárcel segura.

Quizá la justicia en Inglaterra no sea mejor que la de Uruguay en materia de derechos humanos, búsqueda de la prueba, y garantías individuales. Pero es sumamente efectiva en cuanto a la tranquilidad de la mayoría ciudadana, aquella que merece gozar de los resortes que mueven el sistema.  Pero los buenos ciudadanos siguen esperando.



Fidel: Murió el Ultimo Gran Líder del Siglo XX

27 de Noviembre. Hasta la Victoria Siempre” titulaba ayer el Granma de La Habana. “Ha muerto un brutal dictador” replicaba desde la costa de enfrente el flamante presidente de los norteamericanos. En la isla reinaban las muestras de congoja. En Miami la gente bailó en las calles exteriorizando su alegría. Contracaras bien fuertes, bien opuestas después de cerca de 60 años de gobierno. Si alguien lo considera un gigante de la historia le asistirá la razón. Si alguien lo define como un  opresor que jamás permitió la expresión libre y democrática de su pueblo también la tendrá. Nadie podrá decir con la mano en el corazón que este hombre logró poner a un país pequeño y débil en el centro del mundo con una muestra de tenacidad pocas veces vista en un gobernante. Cuba es una muestra única en el mundo. Se ha sostenido pese a un embargo criminal de medicamentos en directo perjuicio a niños y ancianos y se ha privado de ver y vivir la prosperidad de los demás países aún los más pobres. Cuba se ha bancado los ataques de la potencia más poderosa del mundo y Fidel murió a los 90 esquivando más de 600 atentados contra su vida. Ha querido la casualidad que la muerte se haya producido justo en la jornada en la que se cumplían 60 años de la salida del yate Granma del puerto de Tuxpan en México con los 82 expedicionarios que iniciarían la revolución. 

Estamos en 2016; hace muchas décadas que las románticas ideas de la revolución del proletariado perdieron vigencia. 

Fidel no supo ver, o no quiso, o no pudo entender el nuevo tiempo, y acaso su tenacidad se vio atenuada cuando anunció la apertura al turismo como una forma digna de encarar recursos sin dar el brazo a torcer. Cada generación fue conociendo a un Fidel diferente. Los de la primera época fueron sin duda los incondicionales. Las imágenes de tomas por la fuerza de empresas norteamericanas nacionalizadas por la revolución deleitó a los más de 10 millones de cubanos que la poblaban en 1959. Después, la campaña azucarera que no logró su objetivo pero demostró hasta qué punto puede ser movilizado un pueblo en nombre del nacionalismo y la dignidad. Pero la crisis de los misiles fue la antesala de la traición que decepcionó a Fidel con la Unión Soviética aunque no de sus ideas comunistas. Nikita y Kennedy se repartieron áreas de influencia sin que al líder ruso le preocupara sacrificar a un pueblo que había dado las mejoras muestras de nobleza. 

Las generaciones posteriores que no vivieron aquellas épocas empezaron a tentarse con las ofertas del mundo desarrollado. Cada turista se transformó en una posibilidad de tener dólares, mientras las vidrieras de la prosperidad se colaban con Internet o sin ella. Fidel murió sabiendo que su victoria final nunca llegó aunque Cuba nunca se rindió. 

Le queda a los cubanos una lección de características titánicas. Entre las prendas de marca y los niños leyendo, Cuba eligió el libro. Entre el confort de los electrodomésticos y la salud gratuita, Cuba eligió la salud. Pero para que ello ocurra es necesario un gobierno autoritario capaz de enseñar desde la primera niñez. Y ello es imposible en democracia. Además: a los uruguayos, ¿realmente nos gustaría el régimen cubano?



Números Ajustados

18 de Noviembre. La decisión del diputado Gonzalo Mujica de apartarse del Frente Amplio fue determinante no sólo para abrir el camino de una nueva investigadora, sino además para demostrar la débil frontera que separa una realidad de otra.

Para el gobierno no es necesario investigar el proceso de adjudicación de la planta de abastecimiento energético mediante gas natural porque todo es transparente. Para la oposición hay que sacar a luz lo que parece una trama de irregularidades que podrían poner a figuras del gobierno en situación comprometida. A la luz de hechos de corrupción que sacudieron decenas de países la duda aparece con la sola mención de la posibilidad porque (fantasía o no) la posibilidad existe.

Pero para habilitar la investigación es necesaria una mayoría que hasta ahora no existía porque el Frente Amplio ganaba por un voto de diferencia. El enojo de Mujica (que irónicamente lleva el mismo apellido del emblemático dirigente terminó apartándolo del Frente Amplio pero sin dejar su banca. Más irónico aún es comprobar que una pelea doméstica entre políticos de un mismo partido puede transformarse en la diferencia entre conocer una realidad o conocer su contracara. De nada le vale al Frente Amplio utilizar los más diversos epítetos (incluído “cobarde” y “traidor”) para calificar a su ex compañero de bancada. Si no funcionan los mecanismos administrativos Mujica no dejará su banca y, peor aún, votará en contra de su partido como ocurrió ahora. 

La primera reacción fuerte la ha dado en estas horas la ministra de Industria al advertir que en plena etapa de negociaciones para buscar inversores para la regasificadora una investigación de este tipo pondrá una mancha de duda sobre la transparencia de la conducción del gobierno uruguayo hasta ahora bien vista en un mundo que mira sus decisiones con lupa. La decisión uruguaya de introducir el gas natural a gran escala promete cambiar la ecuación de comercio, hogares e industrias en un formidable emprendimiento. Pero hay dudas en políticos de la oposición sobre los vericuetos de un negocio difícil y complejo. Ya hubo una rescisión de contrato, el cobro de una multa y un por lo menos “extraño” acuerdo entre Gas Sayago y GNLS que según Carolina Cosse es “muy favorable” para Uruguay. Gas Sayago, una empresa formada por Ancap y UTE, optaron por una serie de medidas alternativas no rescindiendo el acuerdo y acordar con GNLS. Pero UTE tiene invertidos 140 millones de dólares que seguramente tendrá que perderlos asumiendo las obligaciones que GNLS había contraído con terceros. Mirándolo de otro modo, la empresa que se fue dejó lo que se ha denominado “patrimonio intangible” como por ejemplo costosos estudios sobre suelo, mercado, tecnología e información climática que deberían ser cuantificados. Y como en el caso de Pluna donde en los activos se ponía el prestigio de la bandera y en el pasivo los dólares que se volaron, seguramente aquí también habrá interpretaciones subjetivas como la contingencia incierta de los beneficios que tendrá contar con gas natural para el futuro. Mientras tanto Corea del Sur construye en sus astilleros el buque más grande del mundo en materia de almacenamiento (263.000 metros cúbicos). Nada está decidido, pero a las puertas; es un enorme emprendimiento. A primera vista da la sensación de que es imprudente poner en duda la seriedad del Uruguay. Pero  muchos legisladores no piensan así.



Trump: un escritor y actor televisivo  jugado a presidente

10 de Noviembre. ¿Puede el 45 transformarse en un número bisagra? Una avalancha de interpretaciones, ensayadas por los más destacados analistas de todo el mundo tratan de explicar un resultado electoral sobre el que no tienen la mínima información. El 45to. presidente de los Estados Unidos puede resultar en una gestión excelente o llevar al mundo al caos. Fuera de su entorno, cerrado y restringido, propio de los multimillonarios poco se sabe  porque no tiene trayectoria política. 

Sus ideales pueden ser buscados en los 18 libros que ha escrito, una condición que no le reconocen la mayoría de los grandes medios de comunicación. Es que al ser un personaje mediático mezcla de entretenimiento y fama, su reality show “El Aprendiz” lo hizo famoso en la cadena NBC generando así la envidia de las demás cadenas que le tienen jurado venganza. Al momento de los resultados se vio claramente como la CNN no aceptaba los números que fueron demorados como si alterar el avance del recuento pudiera cambiar las cosas. La elección se puede mirar desde dos ángulos: un preámbulo de la decadencia del imperio tantas veces anunciada o la verdadera puntería de la gente para distinguir el menos malo. “Lo que dicen los grandes medios de comunicación no es lo que dice la calle” es la frase que mejor resume el sentimiento de los norteamericanos. Hace ya mucho tiempo que las grandes cadenas televisivas le venden al mundo una visión sesgada de la realidad. Un contingente enorme de ciudadanos no cree en Hillary ni en su esposo que ayer dieron una muestra cercana al ridículo al presentarse él con corbata de color púrpura haciendo juego con el vestido también de luto  de su mujer a la que fue infiel de la manera más despreciable y luego acompañó como un esposo encantador. Las acusaciones de “corrupta” que Trump hacía en la campaña eran compartidas por millones de norteamericanos que sospechan de las poses mentirosas. Ahora bien: ¿era Trump la alternativa? Este personaje semejante a un Tinelli logró que todos los medios hablaran de él ; a favor o en contra. Usó su fama como Ronald Reagan a quien eligieron presidente más por actor del farwest que como estadista. Y con  una propuesta detrás de otra a veces descabellada y a veces sensata, no logró cautivar pero sí sorprender. Y para colmo la campaña no tuvo posibilidades de conocer programas, quizá porque a la mayoría no le importe como a nosotros quién será el ministro de economía o qué planes habrá en materia de vivienda o seguridad. Los norteamericanos tienen otros temas más domésticos, más internos. Su cultura se ha desarrollado entre un claro rechazo a los extranjeros y el racismo y un desprecio por los hispanos y los inmigrantes. Trump supo interpretar ese sentimiento y a diferencia de los candidatos que piensan una cosa pero dicen otra, les habló directamente al corazón. Es difícil entender la manera de pensar de otras culturas, pero tomemos como ejemplo uno sólo, el del sirio Diyab del que mal o bien todos nos quejamos. No nos gusta que haya venido, no nos gusta que el gobierno le de dinero para mantenerlo, no nos gustan ni sus gestos ni sus afirmaciones. ¿Acaso no estamos deseando que se vaya?. 

Así también los norteamericanos desean que se vayan los cientos de miles de musulmanes que identifican directamente con Bin Laden, los mexicanos que asocian al narcotráfico y el contrabando y los hispanos de los que dicen que han sido corridos de sus respectivos países por inservibles. Así de crudo, así de duro aunque no sea una verdad total. Si miramos la historia de los presidentes de USA con casi ninguno nos fue bien. Los buenos de ojos celestes nos terminaron endeudando y los malos como Bush nos salvaron de la crisis 2002 gracias a una amistad personal. 

El “malo” de Trump apostó a Punta del Este levantando la torre más lujosa de Su-damérica y quizá tras ella vengan otras inversiones. ¿Quién puede afirmar que no se convertirá en un amigable socio? Si nadie tiene con certeza las pruebas lo mejor es callarse y, por ahora, esperar.



Cenizas y Veneración

3 de Noviembre. La tradicional veneración a los difuntos parece virar hacia costumbres menos trabajosas que las de homenajear la memoria expresándola con flores vivas. Ayer, los cementerios registraron una afluencia muy marcada durante todas las horas en que estuvieron abiertos al público. Entre las medidas por el dengue y la practicidad de la cremación, las flores vivas van desapareciendo y con ellas un medio de vida para mucha gente.

“La cultura de los pueblos se distingue según el culto con que veneran a sus muertos” aseguran quienes han seguido a través de los años el comportamiento de las sociedades en todo el mundo. Uruguay fue de los países que hizo de ese respeto una condición singularmente distinguida. El paso de los años transformó la última morada de los difuntos cambiando las formas y los materiales al punto de quedar sectores que definen toda una época según su arquitectura. Por otra parte, la costumbre de una visita en forma de un ramo de flores, y ocasionalmente una oración para los creyentes, había logrado que las generaciones fueran trasmitiendo unas a otras el culto del recuerdo, no porque con ello se les recuerde más o mejor, sino porque unos minutos al mes, dejaba en quienes lo practicaban la sana tranquilidad de sentirse en paz.

Como todo cambia, de un plumazo las intendencias prohibieron las flores bajo el argumento que con la humedad proliferarían los mosquitos. Primero se permitió arena húmeda y luego literalmente se quitó la arena de reposición y se bloquearon las canillas del agua. El resultado ha sido nulo, tanto como apelar a la mal llamada descacharrización, buscando mosquitos en tapitas de cerveza, cuando hay cientos de miles de azoteas en las que sobran los charcos tras la lluvia. Si a cualquiera de nosotros nos moviera la curiosidad de trepar en una escalera y observar los canales de desagüe de los techos habríamos comprobado lo desigual de la lucha contra un mosquito que en enormes charcos y miles de bandejas de equipos de aire encuentran mejor reservorio que en una tapita de Coca Cola o en un hueco de las jardineras de los nichos. Es nada más que un ejercicio de pensamiento comparando tamaños. Pero además, se agregó otro elemento para anteponer la discusión sobre los restos de los difuntos: la cremación. El método llegado a esta zona no hace mucho, implicó la quema en hornos y la colocación del resultado de esa destrucción forzosa del cuerpo humano en una pequeña urna para darle a las cenizas los más diversos destinos. Algunos las arrojaron en los lugares más inesperados (el río, la tierra, el viento o el interior del domicilio con la posibilidad de dividírsela entre varios familiares). La Iglesia no demoró en estallar de impotencia buscándole el costado posible al anunciar que no se oponía a la cremación, pero sí al destino, apartado de los consejos del cristianismo de dar a los muertos un respetuoso final. De cualquier manera, cada cual podrá decidir libremente la forma en que sus restos irán al más allá. Puede que lo mejor sea ni siquiera pensarlo para no caer en frases pseudo humorísticas que no son otra cosa que el resultado del simplismo o del temor que el final nos genera. Sólo quisimos tener una palabra de adhesión hacia la jornada de ayer en la que (aunque no se vieron casi niños ni jóvenes) los cementerios convocaron al respeto que aún sigue vigente. Por suerte.



La Sociedad de la Post Verdad

30 de Octubre. Estaba impreso en la historia del Universo que las sociedades evolucionarían cambiando con ello sus parámetros, costumbres y paradigmas. Quizá lo que sorprende es que en menos de un siglo se haya perdido uno de los valores más dignos de la vida humana: la búsqueda de la verdad. Hace algunas décadas la verdad estaba escrita, probada y aceptada en los libros y en los hechos. La única verdad de nuestra historia uruguaya estaba redactada en los textos del Hermano Damasceno con el nombre de Historia Patria H.D. de la que hoy queda solamente una calle de Montevideo. La única verdad en Geografía era la escrita por Chebataroff, la única verdad en Sicología era la versión de Freud con sus teorías tan asombrosas como fascinantes. Con esas verdades se formaron las generaciones del 1900 en adelante para orgullo de la educación universal uruguaya y así habrá ocurrido en otras naciones, se supone.

Con el paso de los años entró en juego el revisionismo de la mano de historiadores y jóvenes cuestionadores de aquellas verdades “únicas”  con sobrada razón para ponerle fin a la reiteración de errores (involuntarios pero graves). Nunca fueron demasiado bien vistas las posturas controversiales creándose así la primera semilla de lo que luego fue el encono entre conservadores y progresistas. Pero al producirse las primeras etapas de la globalización, con sus cruces políticos, visiones encontradas y especialmente manejos de la información, hubo necesidad de buscar la verdad entre afirmaciones encontradas. Solía decirse hasta hace unos años que para conocer la verdad de un hecho político había que leer la prensa afín al gobierno, luego la de la oposición y sacar un promedio donde supuestamente se hallara oculta la verdad, tapada hasta ese momento por dos grandes sombras interesadas. El periodismo y la política (esencialmente) tuvieron a su cargo la tarea de sentarse frente a frente para jugar sin cartas el viejo entretenimiento del “Desconfío”. Medios periodísticos objetivos se autocolocaron el rótulo de “independientes, imparciales o apolíticos” como para dejar en claro una conducta periodística que no debería necesitar esos calificativos. Hallar la verdad, entonces, pasó a ser un trabajo parecido al de los historiadores porque antes de publicarla exigía a los periodistas un trabajo extenuante de análisis, prueba, e investigación. Pero la aparición  de Internet y con ella el acceso al mundo entero ha terminado metiendo en un mismo frasco mentiras y verdades. Sobre cualquier tema, de cualquier época cualquiera de nosotros podrá encontrar en Internet argumentos a favor y en contra; los hay por miles sobre cada asignatura. Es que cualquiera tiene la posibilidad y el derecho de escribir en Internet a veces maliciosamente y otras con franca ignorancia. Pero como Internet sacó patente de autoridad, a veces hasta sustituyendo la escuela, el liceo y la propia facultad, se terminó cayendo en un fenomenal enredo donde la verdad está escondida en varias partes a la vez. Dicho de otro modo, los periodistas dejaron la postura del historiador y tomaron la de los abogados esos que de un mismo Código son capaces de separar las  frases para tomar solamente las que le sirven a su causa y desechar las que dicen lo contrario. Así, estamos asistiendo a la época de la post-verdad donde cultivamos nuestros respectivos fanatismos leyendo, escuchando o viendo aquellos programas o periódicos que anticipadamente sabemos que dirán lo que nosotros queremos escuchar. Se observa con claridad en Argentina con programas ciertamente panfletarios o en los Estados Unidos donde las mentiras de un candidato a la presidencia no son cuestionadas por la opinión pública. Simplemente creen y sólo buscan  reafirmar aquello de lo que ya están previamente convencidos. Este fenómeno viene siendo estudiado en distintos foros con una honda preocupación y hasta ahora no han podido redondear una teoría sobre el porqué de este comportamiento.



¿Pudo evitarse esta fatalidad? Cultura y educación

28 de Octubre. A la hora de publicarse estas líneas aún se esperan los resultados de los análisis que van en busca de las causas del segundo caso de intoxicación colectiva en pocas semanas. 

El pollo está en la mira de la opinión pública con sus naturales dudas provocadas entre otras cosas, por la multiplicación de rumores que al no estar confirmados ni demostrados, tienen el mismo valor que la verdad constatada. Sin embargo los indicios van en busca de saber qué sucedió, apartando de las sospechas lo que no tiene razón de ser sospechado. La prensa ha buscado la verdad, pero realmente se han encontrado reservas, frases cortas, “no lo sabemos” o “no podemos dar una opinión”. El rompimiento de la cadena de frío, un fenómeno estudiado a fondo desde hace decenas de años, presenta aspectos tan delicados que es difícil asegurar su cumplimiento estricto en sociedades como la nuestra donde las posibilidades económicas de muchas empresas obligan a improvisaciones. 

Tan sólo con interrumpir el proceso de descenso gradual de la temperatura en las plantas o detenerlo en determinados puntos puede dar lugar a resultados irreversibles. Agreguemos a ello las disposiciones existentes para el transporte a larga distancia donde por ejemplo está prohibido mezclar carnes rojas con pollo en un mismo camión, cosa que sin embargo ocurre en razón de la escasa fiscalización bromatológica. 

Un conocido vecino que ha integrado el cuerpo de inspectores municipales se aventura a opinar que el problema está en el transporte desde el matadero a la pollería en cuanto a que hay camiones cuyos equipos de frío no funcionan bien o inclusive realizan trayectos sin los equipos debidamente encendidos por razones económicas. 

De este modo, el vendedor que recibe el alimento congelado o enfriado no sabe que la bacteria ya está actuando, un hecho que queda al descubierto cuanto más demora en vender el producto. En consecuencia, el prestigio ganado con años por cualquier comercio puede derrumbarse en minutos por una fatalidad de la que el comerciante no es responsable. ¿Cómo podría comprobar que la cadena ha sido alterada? Otra cosa muy distinta es la venta de productos vencidos teniendo conciencia de ello. Es frecuente recibir denuncias de compradores aduciendo maniobras de blanqueo o de sustitución de las fechas de vencimiento. 

Por otro lado, todas las precauciones que puedan tomarse por parte de los encargados de comedores terminan depositadas en las manos de quienes operan la cocina. En un pollo es muy fácil comprobar su frescura simplemente con abrir y oler la coyuntura de las patas el primer lugar por donde la bacteria despide su fétido olor. Los cursos de manipulación de alimentos, (obligatorios para todos aquellos que trabajan en el rubro) tampoco se respetan por lo que queda al libre albedrío y responsabilidad del cocinero. El transporte de alimentos en ómnibus es mucho más frecuente de lo pensado. Cada semana decenas de madres envían a sus hijos en Montevideo paquetes congelados y presumiblemente lo mismo ocurrió entre Mercedes y Palmitas.

 Llegada la hora del problema constatado nadie quiere asumir responsabilidades, pero alguien las tiene: el proveedor que no hizo bien las cosas, Primaria que difícilmente recorra todas las escuelas del departamento semana a semana para controlar la higiene de las cocinas, la Intendencia que no tiene los suficientes inspectores de Higiene, Salud Pública que no exige los carnets, y los legisladores que no han tenido tiempo de hincarle el diente a este tipo de problemas confiando en que no volverá a ocurrir. Pero en el caso de intoxicación del 25 de setiembre último también habíamos confiado en que no volvería a ocurrir. Y ocurrió.



Gracias Doctor

26 de Octubre. El país despidió ayer al cuarto y probablemente último presidente de apellido Batlle. Nacer en una familia de semejante estirpe no asegura pero sí favorece de manera enorme las posibilidades de una formación política suficiente como para correr con ventaja ante otros competidores. Es muy difícil definir la personalidad de Batlle por una razón sencilla: en 89 años la vida abre los suficientes caminos como para que no se responda de manera igual ante dos estímulos semejantes. La dinámica de los hechos que encadenan la historia dejan rastros de todos los tonos y no hay líder político que sea capaz de no cometer en tantos años errores de los que no se arrepienta. “Quise cambiar el Uruguay y no pude” fue una de las frases que en lo personal nos quedó resonando porque en verdad después de tanto buscar la victoria, ésta lo recibió con viento de frente. La suerte juega mucho y Batlle no parece haberla tenido a tal punto que hizo de esa condición un argumento para sus anécdotas risueñas. Casi daba la sensación de que prefería contar las perdidas a las ganadas. Un par de meses antes de terminar su mandato la situación económica del Uruguay pareció darse vuelta; empezaba un repunte de los mercados mundiales, pero la opinión pública ya estaba convencida de antemano de que el modelo ofrecido por la izquierda era más prometedor. Si ese fenómeno se hubiera dado un año antes probablemente los colorados hubieran seguido de largo; en ello coinciden los analistas políticos de todos los sectores. Batlle había dicho entre cientos de frases que “me pasé cuatro años de presidencia atajando penales” algo que fue verdad.  Esta zona del país le debe los resultados de la transformación forestal incidiendo decisivamente para la gigantesca inversión de Finlandia. No es fácil saber como será recordado por la historia del Uruguay porque desde ahora en adelante las generaciones se guiarán por testimonios de otros. Quienes le conocimos nos felicitamos de haber nacido en una época de dirigentes políticos excepcionales, de campañas que se basaban en la tribuna pueblo por pueblo, sin las ventajas de las cadenas de televisión. A quienes tuvimos la fortuna de ver en primera fila los discursos de Zelmar, Wilson o el Batlle de 1999 no nos  pueden ya emocionar frases nuevas. 

“¿Será normal?” contaba Batlle que le había preguntado su padre al médico el día que nació. Así, riéndose de sí mismo, casi autodefinía su personalidad porque no era un hombre normal sino un ser especial de esos que se adelantan a su tiempo con la única salvedad que no pudo plasmar en logros tangibles la brillantez de su mente. Discutió cara a cara miles de veces y en todas las ocasiones salió airoso o parecía. Tuvo además una virtud excepcional: conocía palmo a palmo cada lugar del país y gracias a su prodigiosa memoria recordaba apellidos, lugares y hechos concretos, de esos que le trasmiten a la gente las certezas de quien habla con propiedad porque lo vivió. No perdió nunca su jovialidad ayudando a sus bromas con una amplia sonrisa que mostraba sus dientes como escollera para la carcajada. Y así vivió hasta sus últimos segundos, en el corolario de un asado con amigos, entre chistes y anécdotas. Hace exactamente un año había dicho a “Telescopio” que “me gustaría morir como mi madre, ella se acostó a dormir una siesta y no se despertó más”. De alguna manera no se debe haber dado cuenta de su último instante. Por suerte.



Tecnología y Liberalismo

4 de Octubre. Es cierto que el BROU viene peleando a dos frentes (la interna con su sindicato y la externa con la competencia de otros bancos. Es cierto que AEBU no hace demasiada fuerza por la instalación de cajeros automáticos porque está en juego la ocupación laboral. Es cierto que la tecnología ha estado facilitando la forma de pagar y cobrar aunque a la gente le cueste adaptarse. 

Pero lo que no es cierto es que la eficiencia pase por eliminar aquellas ecuaciones económicas que no son tan exitosas como otras, más aún cuando se trata de empresas de carácter nacional con cientos de sucursales. Así era el argumento de la ONDA y así terminó. Así es el argumento de Primaria cerrando escuelas. Si los diarios elimináramos la distribución en los pueblitos pequeñísimos con el argumento de que no ganamos en la misma proporción que en las capitales, en poco tiempo todo se iría convirtiendo en un centralismo al que este gobierno intentó ponerle un freno con la ley de descentralización. La idea era al revés: instalar alcaldías para darle cercanía al gobierno fomentando que cada localidad creciera de la mano de sus propias fuerzas. Palmitas se ha ido quedando sin servicios. Los que lo permitieron han olvidado que en Palmitas viven humanos con sus propios sueños y que si se frustran esos sueños uno tras otro quedará como alternativa irse. Varias cosas nos gustaron (y otras no) del Cabildo de ayer. Nos gustó ver un pueblo de pie y un vecino apoyándose en un papel para que la emoción no lo traicionara. No nos gustaron algunas ausencias, ni tampoco conocer que recién hoy los diputados por Soriano comenzarán a moverse sobre el tema según lo anunciaron en el acto. Nos gustó la aglomeración en la mesa de las firmas llenando hojas con nombre y cédula para evitar que la burocracia de los directorios argumente que eran “cuatro gatos” como les gusta escuchar a los jerarcas de boca de sus laderos. Nos gustó la serenidad con la que el pueblo dijo lo suyo, sin escándalos y respetando. No nos gustó enterarnos que la millonaria inversión en la sucursal Rodó tenga por objeto un proceso de regionalización, ni que esto ya está decidido en etapas con una primera cucharada de cierre dos veces a la semana. Los vecinos de Palmitas no son niños como para tomarse el frasco de a poquito. Los únicos niños son los miles de hijos de laboriosos habitantes que tienen derecho a un futuro, ni mejor ni peor al de otros niños por el hecho de nacer en un poblado más o menos pequeño. Si de pujanza hablamos Palmitas lo tiene todo con su costado unido al agro. No necesita que le saquen, es al revés: necesita que le den, necesita que pueda disponer de los dineros que recauda para volcarlos en beneficio de su gente y se ha pasado años sosteniendo con el producido del campo y sus impuestos inversiones que otros deciden para otros. Hace tiempo que el Banco pelea con su interna sindical. Posiblemente sus ganancias que orillan hoy los 200 millones de dólares hubieran aumentado de no tener tantas trabas. No parece lógico que una institución que tiene la responsabilidad de mover los dineros de la gente termine transformando sus locales en una sucesión de carteles con medidas nuevas, horarios, reglamentaciones y exigencias que en lugar de facilitar complican. Y así es en todos los bancos, antesala de un mundo dominado por la tecnología supuestamente inventada para la felicidad, pero decididamente perniciosa se mire por donde se mire. Si: el mundo está cambiando, pero se olvida de los humanos.



Un Acuerdo Difícil

4 de Setiembre. El Congreso de Intendentes tardó años en convencer a los jefes departamentales de firmar una patente única. Ahora intenta algo más difícil: lograr que las multas tengan el mismo valor en todos los departamentos. Con el anuncio de antemano del Intendente de Cerro Largo de que no está dispuesto a bajarse de lo que considera “su” verdad se perfila una guerra de multas aunque con una finalidad bien diferente. Es que mientras la patente se refiera a la propiedad directa de un vehículo, las multas hacen al buen o mal uso de ese vehículo y por tanto a la seguridad en el tránsito. No ha demostrado buena puntería la Unasev en sus medidas, especialmente aquellas que chocan contra el sentido común y la necesidad de las personas de desplazarse con menores cuando éstos son más de dos. Cuando las multas son en dinero siempre habrá quien no tenga demasiados inconvenientes en pagarlas. Tiene décadas la anécdota de quien, advertido por un inspector de tránsito de que había dado una vuelta manzana contra flecha a la plaza y debía pagar 500 pesos de multa, le respondió “tomá 1.000 porque voy a dar otra”. 

Los países ensayan los más diversos sistemas para desalentar a los violadores de normas, desde Canadá donde se aplica la increíble suma de 10.000 dólares, a Finlandia donde al igual que otros países europeos las multas dependen del poder adquisitivo del infractor y aquí sí hay justicia. 

En efecto, se recuerda una reciente sanción a un millonario de 27 años llamado Jussi Salonoja, (quien dirige un importante imperio de carne en el norte del continente) quien fue multado con la astronómica cantidad de 170.000 euros después de conocerse que su fortuna rondaba los 10 millones de euros.

En nuestro país se cobran hoy por hoy las multas más baratas de la región y también los controles de violaciones en las normas del tránsito son las más benévolas. La circulación de vehículos menores contra flecha se ha salido de todos los cauces en Mercedes con el agravante de que quienes los cometen son chicos de corta edad que no deben  acostumbrarse a una sociedad sin obligaciones. Botana el Intendente de Cerro Largo (el que expone sus desavenencias con sus colegas) es bien claro a la hora de documentar sus argumentos: “para nosotros las multas por excesos de velocidad, maniobras peligrosas y ruidos molestos son altas y van a seguir siendo altas porque esa es la manera que tenemos de sancionar fuertemente al que se desubica” recordando de inmediato que no va a aceptar aplicar una multa máxima de 22 mil pesos como propone el Congrerso de Intendentes cuando en su departamento se están cobrando 40.000.

Y aquí también hay que detenerse en el aspecto subjetivo de la sanción: no es lo mismo la infracción de una mujer que necesita trasladar a sus hijos todos los días a la escuela y solamente cuenta con una moto como medio de transporte, a un “desubicado” como lo define Botana que hace de su moto un juguete de riesgo para demostrar habilidades. El retiro parcial de la licencia y la calificación por puntaje es otro de los métodos que ponen a todos en un mismo nivel sin depender del poder adquisitivo.



Creer o Descreer

21 de Setiembre. La confianza en las instituciones es la base en la que debe moverse toda sociedad. Ayer, Dolores se sacudió con la noticia de la “desaparición” de donaciones efectuadas a través de Cruz Roja Uruguaya y ameritó una conferencia de prensa en la que se reiteraron los trazos de la información aparecida ayer en nuestro diario. A la vez, casi simultáneamente otra columna inmensa de la solidaridad como Teletón recibía de Naciones Unidas una crítica a la forma elegida para recaudar fondos entendiéndolo como una suerte de discriminación e innecesaria exposición de las personas con discapacidad que también estuvo publicado en nuestra edición de la víspera. En un pasaje se advierte una reflexión que por un lado elogia los excelentes trabajos en la rehabilitación de las personas con discapacidad y se expresa que se necesitan fondos que el Estado no puede otorgarles. Aquí se desliza un error, si es cierto que las donaciones efectuadas por las empresas pueden luego descontarse del pago de impuestos lo que impulsa a muchas firmas a participar del festival de aplausos por donativos que después descontarán de sus obligaciones impositivas. ¿Por qué el Estado no dona directamente esos dineros? Es una pregunta que muchos nos formulamos porque al final unos figuran y otros pagan. Los cuestionamientos que Naciones Unidas le hace a Teletón puede tener sus razones valederas pero al hacerla pública lo que genera es un condimento innecesario a los argumentos contra esa forma de recaudar. También las entidades que tomaron a su cargo emprendimientos a favor de los niños con cáncer cayeron en desavenencias internas que la perjudicaron. Estamos hablando de tres entidades de altísima convocatoria solidaria. Volviendo a Cruz Roja los que escuchan o leen las noticias a medias entendieron que alguna gente vinculada a Dolores se había quedado con los donativos cuando en realidad fue la filial Soriano quien realizó la denuncia en contra de la central nacional. Salpicados por los rumores no cabe duda que canalizar donativos por medios que se han considerado intachables será pensado dos veces. El perjuicio lo padecerán las próximas víctimas de necesidades, porque de tanto en tanto es seguro que deberemos llamar a la generosidad para ir en ayuda de personas desvalidas lo que será de total injusticia. En consecuencia nunca debió suceder que alguien que ha sido puesto (o se coló) como altruista termine quedándose con el dinero ajeno. Es el peor de los crímenes y debería tener el mayor de los castigos si razonamos la cantidad de esfuerzos que la gente realiza para juntar en colectas desgastantes por lo general realizadas con la ayuda de jóvenes bien dispuestos que recorren kilómetros para juntar monedas. El caso de Dolores fue un enorme ejemplo de contagio social para concurrir en ayuda de los miles que sufrieron el azote. No podemos admitir entonces que estos agujeros negros se dejen pasar porque si en la Cruz Roja hay manos negras qué queda para las campañas improvisadas que muchas veces hay que armar de un día para el otro. Que no terminemos como los argentinos con decenas de robos documentados y hasta filmados en directo que la justicia aún dilata porque no termina de juntar las pruebas, mientras sonrientes y desafiantes los delincuentes se pasean por las calles. Creer o descreer, esa es la cuestión que dependerá del destino que se le de a las denuncias.



Construcciones Informales

14  de Setiembre. Es un coctel macabro. La velocidad con que se expanden construcciones informales, invadiendo zonas públicas en abierto desafío a las normas tiene no dos sino varias caras. 

Las denuncias se han estado multiplicando por parte de vecinos que tienen derecho a vivir en un barrio próspero de casas familiares y que ven cómo en su entorno los rodea la informalidad. Se sienten usurpados porque no compraron ni edificaron para terminar teniendo un cerco de precariedades. Pero a la hora de buscar soluciones, la Intendencia que debería ser quien regula el desarrollo de las ciudades y pueblos dice no poder actuar sin una autorización judicial que demora, o no llega, o llega tarde. Algunos reclaman que (aunque sea tarde) la intervención se haga igual utilizando métodos compulsivos y maquinaria de desarme. Así terminó ocurriendo en La Paloma cuando las máquinas le pusieron fin a una discusión estéril entre los que prohibían y los que desafiaban la prohibición acudiendo siempre al mismo argumento: la necesidad. Aquello fue un drama de destrucción.

Es que la necesidad, la urgencia, el desamparo y el derecho a no quedar en la intemperie muchas veces con niños termina cobijando a los que dicen la verdad y a los que aprovechan la ocasión.

Nadie quiere destruirle las casas por informales que sean a quienes ya las han levantado; pero al mismo tiempo nadie quiere que en su entorno se instalen los que no tienen derecho de hacerlo, porque además de la precariedad de la construcción en sí se añaden formas de vivir desafiantes del respeto. 

Colgados de la energía eléctrica, instalados en lugares públicos a veces plazas como en el barrio Pamer o a veces argumentando permisos que no se sabe bien de donde salieron, las situaciones generan malestar en una convivencia imposible. En el caso de algunas zonas periféricas como Afe, las autoridades de Ose terminaron autorizando un tendido semi clandestino para que la espera no terminara en un caos sanitario por falta de higiene. El razonamiento tenía una parte entendible: si era cierto que decenas de familias serían realojadas Ose les autorizó un abastecimiento y Ute miró para el costado permitiendo colgamientos. La “solución” transitoria terminó en incendios por conexiones precarias y en el corte posterior del servicio que originó toda clase de protestas. 

En el medio muchos habían adelantado su incorporación al “barrio” a la espera de ser también incluidos en el realojo sin saber que la Intendencia autorizaría el traslado solamente a los que estaban incluidos en el relevamiento hecho hace meses. 

Pero el problema no se solucionó porque unas cuantas fincas no estuvieran en el relevamiento. 

Por el contrario, el problema amenazaba con volver a empezar porque lo que empuja (y fuerte) es la necesidad de vivienda, una realidad que no tiene solución porque no hay relación entre los tiempos de las obras presupuestadas y los tiempos de los que reclaman techo. 

Instalarse entonces en una plazoleta, en los costados del Parque Guernika, en las zonas inundables que una vez fueron expropiadas, o en los accesos del puente, implica para la autoridad departamental un doble dolor de cabeza: no poder sacarlos de una, y no poder dar respuestas a los demás vecinos. Pero lo único cierto es que si la ley no es igual para todos, entonces cualquiera seguirá construyendo. 

No podemos entender como las autoridades no han logrado ponerse de acuerdo para actuar desde el primer día, tirando abajo el primer poste que se levanta para impedir que la construcción crezca y se transforme en un problema sin solución fácil. 

Se nos ha dicho que muchas viviendas precarias se han hecho en tiempo récord sin que la autoridad se enterara. No creemos que ello sea así, porque no es posible que no haya instrucciones a los vigilantes, pertenezcan o no al Departamento de Arquitectura. 



Lo Bueno que Suele no verse 

30 de Agosto. Entre las ruinas de lo que una vez fue el emporio del trabajo Fray Bentos descubrió el domingo pasado una verdadera mina de riqueza. Con una estructura arquitectónica típica de los edificios de la ingeniería, la UTEC quedó inaugurada y con ello un antes y un después para el desarrollo tecnológico del futuro uruguayo. 2.000 estudiantes se entrenarán allí para aprender las técnicas más complejas de la mecatrónica, una materia combinada entre lo mecánico y la electrónica, medio hermana además de la robótica. El mundo del mañana tendrá necesariamente una de sus patas asentada en la ciencia y no habrá desarrollo que no pase por conocer el funcionamiento de los circuitos electrónicos y por qué funcionan o dejan de funcionar las herramientas. Extrañamente esta parte del país dio a luz una horneada de talentos cimentados en las matemáticas. Quizá hubo muy buenos profesores en una época no lejana (quizá los hay todavía). Pero lo cierto es que ingenieros, arquitectos y contadores se recibieron en los últimos años, la enorme mayoría del interior y entre ellos de esta zona del país. Las viejas paredes del Anglo aún conservan su estilo y cobijan bajo su estructura un moderno esquema funcional bien propio del primer mundo. Se nota que nadie escatimó posibilidades, ni ingenio, ni  voluntad para alcanzar como resultado una Universidad de la Tecnología. Pisos de vidrio flotante, sistemas lumínicos de último diseño, escaleras y puertas de accesos funcionales y el casual silencio interrumpido apenas por los sonidos de los relevadores, le dan a las aulas la magia de estar cerca de los umbrales del mañana. El gobierno de China aportó equipamiento, UPM dinero, el gobierno nacional la mayor parte y desde Alemania llegaron simuladores capaces de representar modelos que simulan desperfectos en los más complejos equipos de todas las actividades. Nuestros estudiantes aprenderán todos los secretos de la creación y la reparación, ya tienen lo principal que es la capacidad natural del uruguayo de asimilar conocimientos y ponerle destreza; es la clave de la prosperidad. Como bien reflexionó el presidente cuando visitó la escuela Agustín Ferreiro, “nuestro país tiene una hermosa niñez y adolescencia y causa indignación que se la quiera menospreciar degradándolas o criticándolas”. Varias veces hemos compartido este mismo razonamiento pensando en cuántos son los pocos jóvenes que caminan equivocadamente y cuantos los muchos que se levantan cada día a estudiar y trabajar, hacen lo correcto, cumplen sus obligaciones, se enamoran y forman la población activa del país. De este último grupo que son la enorme mayoría de los que la prensa no se ocupa porque no generan noticia depende todo el sistema. Por suerte a este grupo no le interesan otras cosas que avanzar, descubrir, aprender y prosperar. Las viejas paredes del Anglo parecieron transformarse el domingo al cobrar vida. Otra vez centenares de personas caminaron entre los pasillos ahora reconvertidos porque casi todo es pasible de reconvertir. Pocos se dieron cuenta que en realidad lo que estaba sucediendo era que en Fray Bentos se había descubierto el tan buscado petróleo.



Pokemon: Hacia la Estupidez Perfecta

7 de Agosto. Los hechos pautaron la jornada de ayer. Laura Motta, consejera del Codicen, aseguró que más de 1.600 niños se desvincularon de la educación al finalizar primaria y se mostró hondamente preocupada porque han perdido la conciencia de que todos los jóvenes tienen que estar en alguna propuesta educativa por el bien de ellos y del país en general. El otro hecho sobrecogedor es la trascendencia que por todos lados se le está dando a la cacería de Pokemones.

En 1995, cinco años antes de morir, el italiano Carlo Cipolla recibió el honor internacional en los Estados Unidos por su libro “Teoría Sobre la Estupidez Humana”. 

Según su tesis la humanidad siempre ha estado en una situación deplorable pero pese a la inteligencia que nos diferencia del resto de los seres vivos, la humanidad no ha podido superar sus frustraciones. Es más: tiene que cargar con el peso añadido y una dosis extra de tribulaciones cotidianas provocadas por un grupo de personas que pertenecen al propio género humano. Este grupo es más poderoso que la mafia, los complejos militares, o las multinacionales más duras. 

Se trata de un grupo no organizado, que no se rige por ninguna ley, que no tiene jefe, ni presidente, ni estatuto pero que consigue no obstante estar en perfecta sintonía, como si estuviese guiado por una mano invisible de tal modo que las actividades de cada uno de sus miembros contribuyen poderosamente a reforzar y ampliar la eficacia de la actividad de todos los demás miembros. Cita varias leyes fundamentales de la estupidez y concluye en una regla de oro: una persona estúpida es una persona que causa daño a otra persona o grupo sin obtener al mismo tiempo un provecho para sí o incluso obteniendo perjuicio.

Hay muchas teorías circulando en el mundo sobre los caminos por los que la humanidad ha decidido desplazarse, pero la de Carlo Cipolla es perfectamente clara además de irónica y humorística. Define como el “malvado perfecto” aquel que obtiene una ganancia equivalente a la pérdida que provoca al otro, con el ejemplo más simple: el robo. El malvado le roba a su víctima mil pesos, por lo tanto gana mil pesos y la víctima pierde mil. En cambio el estúpido destroza por 10.000 para robar un objeto que vale mil que luego vende por 50 (e incluso hasta llega a matar en su intento). 

Pero yendo más a fondo en su teoría, el escritor sostiene que mientras la persona inteligente sabe que es inteligente, el malvado es conciente de que es malvado, y el incauto está embriagado de su propia candidez, a la inversa el estúpido no sabe que es estúpido lo que influye a dar mayor fuerza, incidencia y eficacia a su acción devastadora. Y cuando estos se encumbran en el poder político, en la burocracia, en el poder económico, en las clases y en las castas, entonces el gen de la estupidez no sólo se multiplica sino que aumenta su rango destructor.

Volviendo a la escuela uruguaya y a la preocupación de la Consejera Motta hay muy pocas posibilidades de salvar a los niños que abandonan los centros educativos. 

Serán presa de la publicidad engañosa, las tentaciones fáciles, buscarán cómo llegar a un celular para cazar pokemones, imitarán vestimenta, posturas y vocabulario de Gran Hermano y si se salvan de la cárcel engrosarán la legión del grupo capaz de conducir el país a la ruina.

Carlo Maria Cipolla murió el 5 de setiembre del 2000 a los 78 años en la pintoresca ciudad italiana de Pavia cerca de Milán.


La Culpa de los Morrones

29 de julio. Qué decepcionante es no tener facilidad para entender! Se dice que antes, algunas maestras les ponían orejas de burro a aquellos alumnos que no lograban demostrar su destreza. De seguro estaríamos en esa lista. 

Entender las explicaciones de los economistas se hace un cuesta arriba fenomenal cuando uno razona con la lógica diaria, con la del sentido común, con la que utiliza para razonar los demás problemas del momento. Todo esto viene a cuento en razón de que el ministro Astori insinuó ayer que los culpables de la inflación son la permanencia de altos costos como las verduras lo que definió como “inflación subyacente” (el corazón de la inflación). 

Para muchos de nosotros la inflación que tanto preocupa al gobierno también podría estar motivada por otros “costos permanentes” como las tarifas. UTE, OSE, y Antel aumentaron sus precios exponencialmente que, al igual que los combustibles repercuten de inmediato en todos los demás precios. Las tarifas de los servicios públicos se aplican una sola vez pero se cobran todos los meses; no es que se sufre la primera vez, se la padece para siempre. 

Quizá no sea así, por lo que señalamos al principio, pero para nosotros los morrones no tienen la culpa. 

¿Cuánto gasta en verduras una familia al cabo de un mes? 

Y ¿cuánto gasta por concepto de teléfono, energía eléctrica, agua potable y nafta? Es que entonces las verduras tienen tanta incidencia en el costo de vida? Por suerte el contador Astori le agregó a su análisis una frase clave “lo estoy anunciando en este momento: la inflación en julio bajará y este año cerrará en el entorno del 9,9%.” 

Paralelamente añadió que el alza de precios viene descendiendo por tercer mes consecutivo.

Para agregarle algún dato más dijo que Brasil y Argentina, nuestros vecinos gigantes de quienes dependemos en buena parte “están mostrando las primeras señales de recuperación” y que el aumento de las importaciones de bienes de capital, la caída del seguro de desempleo y el arribo de un 3,5% más de turistas son también señales de recuperación. Simultáneamente a su discurso ayer en la ADM, el Palacio Legislativo registraba efervescencia por la presencia de representantes de la educación enardecidos por los recortes que se aprestaba a votar el parlamento. 

Antes tanto Astori como el Presidente habían advertido que “no hay más dinero” y hasta se generó un cruce de cartas entre el primer mandatario y el PIT-CNT que presiona por mejores salarios. 

Frente a todo este panorama los anuncios de recuperación son por supuesto bienvenidos, aunque hay una fila interminable esperando porque les toque algo de la recuperación.


Gravísimo

20 de julio. A partir de ahora un nuevo agujero negro se inscribirá en el mapa de la economía uruguaya. El secreto bancario empezará a encaminarse a su final y lejos de arrojar luz sobre la transparencia del mercado empezará a arrastrar las inversiones nacionales y extranjeras de las que el país tanto depende. Es gravísimo lo que ocurrirá. El gobierno está sumamente preocupado y el ministro Astori no lo dice, pero quienes lo conocen aseguran que está la mayor parte de sus horas masticando el tema. Para explicarlo en pocas palabras, Uruguay fue “invitado” (casi obligado) a suscribir una resolución tomada en 2014 en Berlín durante el Foro Global de Transparencia. 

Más de 60 países se comprometieron a intercambiar datos entre sí para  vigilar a sus residentes y evitar evasiones de impuestos y entre 2017 y 2018 ingresarán a la lista Argentina y Uruguay. La AFIP argentina (equivalente a la DGI nuestra) podrá ver dentro de 18 meses las computadoras uruguayas y averiguar si algún residente derivó dinero a Punta del Este o lo destinó a la compra de un campo en nuestro litoral. Del mismo modo, cualquiera de los países europeos o americanos suscriptores, podrán mirar nuestras pantallas informáticas en busca de información, con lo cual desaparecerán la mayoría de las inversiones tan frecuentes hasta ahora. Para que Uruguay diera el sí, la “invitación” tuvo un condimento adicional: “si no lo haces, quedarás afuera del comercio global organizado”. En consecuencia: una cosa fue firmar la adhesión y otra tener que cumplirla. Ya le pasó a nuestro país cuando fue acusado de ser un “paraíso fiscal” y debió modificar varias prácticas durante 6 años para lograr salir de la lista gris. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) integrada por más de 120 países reúne el 85% de todo lo que se produce en el mundo. Una economía pequeñísima como la uruguaya no podría estar jamás fuera de ese sistema. La opción oscila entonces entre respetar lo que firmamos y quedarnos sin inversiones de futuro, o mirar para el costado y ser borrados de un plumazo. Ayer ingresó al parlamento el proyecto de ley en el que se establece la caída del secreto bancario. Es el cumplimiento del primer eslabón de la cadena de compromisos asumidos. Lo triste del caso es que mientras se nos impone transparencia, Estados Unidos tiene dentro de su propio territorio dos paraísos conocidos el más famoso de los cuales es Delaware; el otro es Nueva York. El mundo moderno pide recorrer caminos de sinceramiento que en apariencia tienen un propósito de justicia y de protección para evitar las trágicas convulsiones económicas que cada pocos años sacuden al mundo financiero. Funcionaría si todos cumplieran, pero nadie se anima a apostar un solo peso.


¿Se Puede Borrar la Historia?

11 de julio. El pasado lunes 4 durante la sesión de la Junta Departamental de Soriano, el edil Eduardo Perazza pidió que la Intendencia proceda a retirar de su galería de ex -Intendentes a los dos militares que administraron el departamento de Soriano en períodos de facto. 

Perazza hizo propicio el aniversario del 27 de Junio en que se interrumpió el ciclo democrático para reflexionar sobre el hecho de que las imágenes deberían ser sacadas del lugar. Se refería a los cuadros ubicados en la planta baja municipal y que pertenecen a los coroneles Juan C. Salaberry (1976-1978) y Milton Rótulo (1978-1984). Si bien es compartible el sentimiento que al igual que Perazza experimentan muchos uruguayos respecto a lo que implica atropellar las instituciones e imponer el mando por la fuerza, no es menos cierto que la historia no puede ser borrada. La historia está compuesta por una sucesión de hechos, buenos y malos, deplorables y emancipadores; se puede discrepar con ella, aborrecer pasajes, condenar gobernantes, pero la historia no se puede borrar. 

Al argumentar que deben sobrevivir en la memoria de los habitantes de un país solamente aquellos períodos en los que nos regimos en democracia, estaríamos cercenando la realidad. Sería como negar la existencia de Fidel Castro por el hecho de que gobernó 50 años de manera totalitaria. 

Los cubanos no parecen mostrarse a disgusto por su régimen: (se comprueba con una visita cada vez más accesible). La democracia es un sistema de gobierno, probablemente el mejor para nosotros pero no el único. Existen presidencialismos y parlamentarismos (con muchos grados o formas mixtas entre uno y otro).Estas tres clasificaciones no son excluyentes, sino que se complementan, de modo que una república puede ser democrática (Estados Unidos o Sudáfrica) o no democrática (China o Corea del Norte); una democracia republicana puede ser parlamentaria (Alemania o India) o presidencialista (Francia o Argentina); y una monarquía puede ser democrática y parlamentaria (España, Reino Unido o Japón), no democrática (Arabia Saudita o Ciudad del Vaticano) o situarse en posiciones intermedias (Marruecos), muy habitualmente calificadas de forma más o menos anacrónica con términos propios de las formas históricas de la monarquía (monarquía feudal, monarquía autoritaria, monarquía absoluta). 

Si a la historia le vamos a arrancar las hojas correspondientes a todo lo que no es democracia nos quedaría poco. Lo que en cambio sí podría hacerse ya que los uruguayos hemos elegido para relacionarnos el sistema democrático republicano de gobierno, es educar que el mundo transita por los más diversos sistemas y que estar dentro del mundo nos obliga a la relación con casi todos. 

El apasionamiento a veces es mal consejero. En lugar de borrar la historia hay que tener en cuenta la sabia frase que aconseja que los pueblos que olvidan su pasado están condenados a repetirlo. Sacar cuadros de un plumazo es utilizar la misma actitud de los militares cuando sacaban profesores de sus cargos porque no les gustaban sus ideas. Es al revés: los cuadros hablan y al hablar cuentan una historia que está lo suficientemente aclarada a esta altura.


Una Práctica Corriente

9 de julio. El resultado de la demanda que Philips Morris Internacional le inició a Uruguay, terminó bien para todos nosotros. La multinacional del tabaco le había iniciado un juicio al país en febrero de 2010 por 2 mil millones de dólares una cifra “imposible de pagar” para un país como Uruguay. 

Sin importar demasiado si la razón era “ganarle a un chico para que sirva como ejemplo”, el hecho es que el daño económico que pudo sufrir el país fue real. Pero lo llamativo fue la actitud tomada por los representantes de la compañía una vez conocido el resultado. En efecto, un comunicado cargado de simpáticas frases ofrece su mano según Marc Firestone el vicepresidente y abogado general de la compañía.

 “Seguimos considerando -asegura- que el diálogo y la diplomacia son importantes para resolver fenómenos sociales complejos. Reiteramos nuestro deseo de reunirnos con representantes del gobierno uruguayo, especialmente para explorar marcos regulatorios que permitirían a los miles de fumadores adultos del país tener información y acceso a productos alternativos de riesgo reducido.Ya que el caso ha concluido, PMI ya no hace parte de ninguna reclamación."

En definitiva: primero te difamo, luego te ofrezco mi mano de amigo. ¿Cuántas veces ha vivido usted situaciones parecidas a ésta? Tal parece que mucha gente piensa que los humanos no tenemos memoria y que, pasado un determinado tiempo suponen que los tenemos que volver a saludar con una sonrisa. Es más: hasta se muestran extrañados como si ofender fuera gratuito, difamar fuera gracioso y demandar fuera una actitud "olvidable".

Así como existe la expresión “gatillo fácil” también existe el “juicio de valor fácil”. Muchas veces a la hora de calificar personas, empresas o instituciones a alguien se le va la lengua. Solemos decir que “se le saltó la cadena” una expresión original, acuñada en el diario vivir que suele estar acompañada del correspondiente “pedido de disculpas”. 

Últimamente los políticos, los artistas y los periodistas lo hacen casi todo el tiempo. ¿Será que en el futuro podremos decir cualquier barbaridad de cualquier persona pública o privada, y luego arreglarlo como si nada, con una disculpa? Si así fuere, la convivencia entre los seres humanos habrá perdido buena parte de su mejor costado: el de la seriedad, el respeto y la ética que deben estar siempre protegidos.


El “Pecado” de Tener Dinero

1 de julio. En estos días, los patrimonios de los dirigentes políticos parece estar en el ojo de periodismo y (de hecho) en la opinión pública. A partir del funcionamiento de la Junta de Transparencia y Etica Pública (JUTEP),  las declaraciones juradas de bienes pasaron a ser de interés público (lo que está bien) pero sin perder una especie de curiosidad por los balances de quienes han elegido la política como profesión. Se escucha todos los días y se comenta todos los días. ¿Acaso está mal tener dinero?. Si no está mal ganar dinero legítimamente ¿cuál es la razón para que unos cuantos se hagan los pobres y declaren patrimonios que nadie les cree?. Autos de modelos viejos, cuentas bancarias con unos pocos miles de dólares, e inmuebles compartidos revelan la imagen de dirigentes que pese a largos años en actividades de primera línea, no han podido llegar más que hasta la sobrevivencia: mal virtud entonces para administrar los bienes de todos nosotros y gobernarnos con éxito si en sus vidas personales no lo han tenido. 

La Junta de Transparencia y Etica tiene rango de Servicio Descentralizado desde el año pasado habiendo nacido en 2003 bajo el nombre de Ley Cristal y se aplica a los funcionarios de los tres poderes del Estado, gobiernos departamentales, entes autónomos y toda persona pública no estatal. 

Ha estado basada desde su creación en la conveniencia de controlar los ingresos de los ciudadanos públicos en un plan anti-corrupción. Pero una cosa es el enriquecimiento dentro de la función y otra el patrimonio que viene de actividades lícitas. 

El caso del presidente es un buen ejemplo. Tabaré Vázquez de profesión oncólogo, dueño de un emprendimiento de proporciones, ha ganado dinero legítimamente y tiene derecho a decirlo. Hubo una suerte de desliz cuando entendió que los bienes de su esposa no correspondían ser revelados porque está separado judicialmente de bienes. La JUTEP hizo bien en aclarar que el Presidente tenía razón y que nunca había sido observada su conducta como se malinformó. Cuando existen separaciones de bienes gananciales se presentan en sobres separados preservando la reserva del cónyuge que ya nada tiene que ver con la función política. De cualquier manera la esposa de Tabaré accedió a revelar su parte pero  la noticia se anunció con un corte sensacionalista que no correspondía. Parece que tener 500 mil dólares de patrimonio es un delito. Lacalle Pou por su parte declaró unos pocos ahorros en el banco y un par de autos, algo que nadie cree. No es necesario, porque si la vida le dio a algunos la suerte de un buen pasar (legítimamente ganado además) no hay razones para ocultarlo. Lo que ocurre es que estamos contagiados de las denuncias que vienen del otro lado del río Uruguay y la opinión pública tiende a sospechar de todos y de todo aún cuando no tiene ninguna evidencia. 

Tanto Tabaré como Lacalle nos parecen personas honestas, por citar dos de las que más “ruido” hicieron con sus declaraciones. Cuidado entonces con la crítica ligera, que en realidad denota un corte egoísta y de envidia. Lo realmente grave es enriquecerse con la gestión del gobierno, cosa que sí nos tiene que preocupar.


No es Sólo un Error

7 de junio El bochorno del comienzo del partido del domingo ha dado la vuelta al mundo de la mano de los medios periodísticos. 

Fue un error: sería ir demasiado lejos si admitiéramos que el hecho se orquestó para perjudicarnos. Pero la equivocación es demasiado gruesa como para admitírsela a los organizadores de un certamen que, desde su comienzo, nos abruma con datos de técnica, dinero, posibilidades, avances y lujos. 

En la nota que la organización redactó para explicar lo inexplicable se entierra aún más cuando afirma que los himnos están rigurosamente vigilados y registrados, y que antes de cada partido (minuciosamente) se eligen entre más de una melodía con el aval de un representante de cada país involucrado. 

La organización le termina atribuyendo la responsabilidad al técnico sonidista, encomendado del audio interno del estadio. 

No es la primera vez que pasa, ni la última; en marzo pasado en un partido entre el Trujillanos de Venezuela y Sao Paulo de Brasil, tocaron el himno de Argentina que dejó perplejos a los comentaristas. Y ha ocurrido en el propio Centenario que al finalizar las primeras estrofas los jugadores comenzaran los ejercicios sin percatarse que el Himno seguía. Quizá el resultado del partido haya movido a algunos a victimizarse, pero no es menos cierto que es una falta de respeto y una desconsideración. Si bien no debería considerarse un ultraje a un símbolo patrio porque la figura del error involuntario está presente, es bueno tener en cuenta que en muchos países, incluidos los Estados Unidos, la falta de respeto a los símbolos patrios es firmemente castigado y en algunos, como España o Egipto, tienen penas de 2 años y de hasta 30 mil euros. Aquí no pasará nada, porque ni Uruguay protestará ni habrá consecuencias. 

En realidad más nos duelen los 3 goles en un partido que hasta pudo ganarse. 

Con el paso de las horas han estado conociéndose otros pormenores del partido como el botellazo que desvaneció a la esposa de Sánchez, o el gesto del línea cuando le reclamaron mano y respondió tocándose los genitales,”Mano, ésta”. La extraña circunstancia de que la equivocación fuera justamente con el himno chileno ha convencido a muchos de que fue una provocación orquestada por todo lo que venía de atrás con los trasandinos. Ahora, después de las arengas, los baños con cerveza y otras groserías, Uruguay se ha ganado un nuevo escalón a desafiar, porque siempre hay revancha.

Trabajar Mejor

5 de junio .No nos caracterizamos por matarnos en el laburo. Nadie se muere por exceso de trabajo, pero no es un país corrupto, somos un país decente” había afirmado en mayo de 2013 el ex presidente José Mujica ante un grupo de empresarios en España. Días después quiso mejorar su frase ya que se distorsionó en manos de la prensa internacional que la hizo dar la vuelta al mundo con la expresión “En Uruguay nadie quiere trabajar”. Tiempo después en setiembre del año pasado, el Ministro de Trabajo se había referido a su tesis sobre la “Cultura del Trabajo” opinando que “debemos ser mejores gobernantes, mejores asesores, mejores empresarios, mejores trabajadores, obreros y empleados públicos y privados en todo el país. Este es un desafío y creemos que es un desafío posible”.
En 2013 soplaban aún buenos vientos para la economía. Richard Read había sorprendido un 1º de mayo al sostener un discurso en el que por primera vez compartía el pedido de derechos con la exigencia de obligaciones, lo que más tarde lo iría alejando de la dirigencia sindical. Hoy por hoy aquellos episodios vuelven a escena en razón de que el trabajador uruguayo se ve a sí mismo como el que volverá a tener que pagar los platos rotos del ajuste. 
Las cuentas del Estado no cierran y hay que achicar gastos. Apretar hacia abajo nos perjudica a todos y el que pierde más es el que menos tiene (a diferencia de la frase repetida que no es del todo cierta cuando se la lleva a la práctica en tiempos de crisis). 
Como en toda familia, cuando el dinero no alcanza hay que bajar los gastos o subir los ingresos, pero al país le resulta difícil aumentar ingresos por lo menos, si por “ingresos genuinos” consideramos la posibilidad de quedarnos sentados a la espera de la llegada de inversores con bolsillos llenos de dólares. 
El problema es que los inversores no aparecen de un día para el otro, ni tampoco se pechan por estar en Uruguay. 
La mejora de los ingresos debe buscarse entonces por el lado de la eficiencia no solamente dejando de tirar millones en negocios fallidos, sino poniendo el foco en el trabajo eficiente. En estos últimos días el MGAP le ha pedido a los productores que apuesten a la calidad para responder a la demanda del exterior y que no pase lo de zafras anteriores que no se vendieron por las toxinas y su pésimo estado. 
Los que compran exigen cada vez más y de tanto en tanto aparecen rechazos en las carnes, mientras la exportación en pie sigue siendo un negocio cómodo pero caro: no se industrializa entre otras cosas porque también el proceso es caro y trabajoso. La leche está dando otro ejemplo al perder cada año 75 millones de dólares en razón de que un tercio del ganado no está dando lo que rinde el tercio más eficiente, todo por mala selección. Claro: el diagnóstico es fácil para los analistas y difícil para el tambero que apenas si cubre los costos. Pero de lo que se trata es de que todos y cada uno de los eslabones del trabajo nacional tienen que exigirse más y nadie quiere exigirse. 
Mujica puede tener razón en cuanto a que los uruguayos no nos matamos por el laburo y Vázquez también cuando razona que “pague más el que tiene más”. Pero cuando las cosas estaban bien no se hizo lo debido, no se cultivó la cultura del trabajo preconizada por Ernesto Murro y le fue diciendo sí a la gauchada, prefiriendo el camino corto, postergando la exigencia, la responsabilidad, y la necesidad de mejorar.
Ahora bien: los discursos electorales han tenido contenidos interesantes. Los dos últimos presidentes en sus oratorias del día de asunción refirieron por igual a la necesidad de poner énfasis en la educación y el desarrollo. Tabaré dijo ante la Asamblea General que “ Ahora es tiempo de avanzar en calidad del trabajo, que el trabajador público sea mejor en su servicio, que el gerente optimice su desempeño, que el empresario sea un agente de la transformación emprendedora, de la generación emprendedora e innovadora con los apoyos necesarios a su gestión. En fin, que el trabajador sepa y pueda desarrollar todas sus habilidades y aplicar su mejor esfuerzo en el marco de relaciones laborales sanas y trabajo decente. Todos nosotros somos trabajadores, todos nosotros tenemos que defender nuestros derechos, pero todos nosotros debemos asumir nuestras responsabilidades.” 
Y más adelante agregó “ Continuaremos asegurando el acceso a la financiación de proyectos de investigación y además de proyectos de aplicación de ciencia y tecnología. A tales efectos, triplicaremos la inversión en ciencia y tecnologías de la información que alcanzará el 1 % del producto bruto interno (PIB) y fortaleceremos fondos para becas de formación y capacitación de los investigadores e incorporaremos la investigación científica y tecnológica en las empresas públicas. El desarrollo ha de ser ambientalmente sostenible o simplemente no será desarrollo.”
Si Tabaré lo dijo es porque lo creía; y Mujica también lo creía. ¿Por qué entonces cuando las ideas bajan a la realidad de su puesta en práctica, terminamos en esta necesidad imperiosa de achatar a todo el mundo hacia abajo?

Crónica de un Aterrizaje Anunciado

29 May. Alas-U pierde 400.000 dólares por mes. De los 15 millones de dólares que el gobierno les prestó le quedan apenas 2 millones. Ahora quieren que les presenten otros 5 millones y por suerte el gobierno dijo NO. Antes, la fiesta de Pluna le costó al país 400 millones de dólares que se dilapidaron en medidas equivocadas. Más de 200 empleados siguen cobrando o sosteniéndose en seguros de paro, una sangría que pagamos todos sin que alguien del gobierno se decida a cerrar semejante entelequia. Una administración tras otra, fueron postergando el fin sin querer reconocer el daño hasta que la realidad fue asumida por los propios directivos del invento: “queremos vendérsela a alguien”. Mientras tanto sigue pagando con el dinero de todos nosotros 240.000 dólares al mes por concepto de alquiler de los tres aviones que compiten con las mejores líneas de la región. Resistiendo la realidad y aferrados a sus berretines creen que algún día la ecuación negativa se revertirá. Recibieron un crédito y naturalmente no lo empezaron a amortizar y cuando se les recuerda que como garantía de 15 millones de dólares pusieron 6 casas responden sin que se les mueva un músculo que “peor es Fripur al que le prestaron 60 millones sin ninguna garantía”. Esta es la forma en la que unos cuantos juegan a los empresarios demostrando que conseguir un préstamo no tiene las mismas exigencias para todos. Basta con malgastar las ganancias y luego esgrimir el argumento de la pérdida de las fuentes laborales. Algunos creen que los dineros del Estado caen del cielo, y desde la nube de humo en la que viven le dicen SI a propuestas que son claramente disparatadas. Pero el dinero no cae del cielo sino que sale de cada uruguayo cuando paga el Iva, carga combustible, paga la energía y el teléfono, y hasta el alquiler porque todo lleva un impuesto incluido. Si cada uruguayo supiera cuánto dinero de su sueldo va mensualmente a parar a despilfarros hacía rato que las calles se llenarían de manifestaciones de protesta. El 14 de octubre de 2014, a 12 días de las elecciones se prometió que la empresa iba a funcionar en los 3 primeros meses del 2015 con 4 aeronaves y cinco destinos. La realidad fue otra; la competencia hizo bajar los precios de los pasajes entre un 50 y un 70%; Aerolíneas Argentinas triplica el número de pasajeros aunque también de pérdidas (pero eso es problema de los argentinos y no cambia la ecuación uruguaya, al contrario). Hace tres años que los ex trabajadores de Pluna están cobrando el seguro de paro (son 9 millones de dólares que ha puesto hasta ahora el BPS y no los va a recuperar). Cuando asumió el actual gobierno, (un mes después) el ministro de Transportes había insinuado que Alas-U no tendría futuro. Ante la insistencia periodística Víctor Rossi dio casi una marcha atrás, porque se dio cuenta que había sido imprudente, pero los que saben escuchar interpretaron su pensamiento. Ahora finalmente fue más claro y reveló su negativa argumentando que “hay otras prioridades”. Los pilotos de Alas-U modificaron el rumbo de los aviones y se dirigieron a Bolivia. El comunista Eduardo Lorier y el emepepista Daniel Placeres viajaron a La Paz y firmaron un pre acuerdo para canalizar la venta a Boliviana de Aviación (BoA). Sin embargo su gerente general Ronald Casso dijo dos veces la semana pasada que la empresa “no va a poner dinero sino aceptar algún tipo de asociación”. ¿Hasta cuándo?


Sesión para el Olvido

28 May. Los cuadros de la Junta de Soriano parecieron moverse de las paredes el viernes, después que el recinto fuera escenario de una sesión que ojalá se borre pronto de nuestras memorias. Ha crecido tanto la decadencia en la mayoría de los ediles que, puestos a discutir en público, dejaron escapar el verdadero límite de sus intelectos. “Haz enojar a un hombre y lo conocerás como realmente es” dice una sabia frase que a la vez ha abierto una polémica en cuanto a quienes somos en realidad. ¿Quién soy yo (te habrás preguntado): ¿el que dice barbaridades cuando está alcoholizado, o el que en la sobriedad frena la exteriorización de sus pensamientos?. Pues bien: algo así tuvo que pasar para que la opinión pública conociera bien de cerca el comportamiento de algunos de los que eligió en las urnas para que legislara en nombre de la sociedad. Pero en lugar de hombres formados, instruídos y educados, aparecieron en escena individuos portadores de la ofensa y el insulto. 
Aquellos cuadros que se sacudieron del lugar conservan las imágenes de personalidades que pasaron por la Junta justificando el honor de ocupar una banca, discutiendo con altura sin perder de vista jamás el argumento. Quienes conocimos la oratoria de sesiones históricas de la Junta no podemos menos que sentir pena por la realidad actual, donde ni siquiera se apela a un texto escrito o un ayuda-memoria ante la falta de capacidad para improvisar. Se asegura que ningún oyente es capaz de soportar una sesión entera de la Junta, excepción hecha de los que tienen la obligación de hacerlo. Para peor, es muy grande la desproporción entre la pasión expresada comparado con la importancia del tema. El lastimoso espectáculo del final con ediles insultados habló feamente del patoterismo mal imitado y peor ejercido. El recinto de la Junta extrañó fuertemente la calidad de las discusiones que fue desapareciendo, así como hace mucho tiempo que se extrañan aquellos conductores gremiales de los trabajadores que eran orgullo de sus representados. Los entredichos a la salida de la sesión del viernes mostró cuanto se ha retrocedido. Ha quedado claro que más de la mitad de los ediles de Soriano no tienen conciencia ni del funcionamiento de los órganos representativos, ni de la forma de relacionarse en las divergencias y lo que es peor de cómo ironizar. Dio pena como al pretender una ironía, se cayó en la vulgaridad utilizando expresiones que bien pueden configurar el delito de difamación. ¿Era necesario dirigirse a un colega del recinto o incluso del mismo partido con expresiones que no tienen marcha atrás? El daño de la ofensa mediante la palabra no tiene forma de ser restaurado, por más que mañana alguien quiera ofrecer las disculpas. En realidad, después de hablar horas, semanas y días de los zafrales, a nadie le importaban demasiado; más bien era la excusa para sacar a relucir resentimientos que vienen de atrás, revanchas de episodios de hace años y que ningún dirigente quiere reconocer, porque si en realidad lo que les preocupaba a todos era el trabajo y la prosperidad, bien pudieron alcanzar una salida negociada, y armónica que no dejara consecuencias. Porque acaso ¿el tema se ha terminado? ¿o tendremos que seguir asistiendo a nuevas etapas de desquites y represalias?. ¿Ha ganado alguien, o hemos perdido todos?


La Credibilidad

19 de marzo.Los políticos son todos iguales, no creo en ninguno” debe ser la frase más hiriente y difundida. Hiriente porque salpica sin piedad y ensucia a todos y difundida porque los casos y las causas judiciales se van ampliando. Afirmar que todos los políticos son iguales de corruptos es injusta con ellos y con el sistema democrático. Sin embargo ¡cuánto mal le hacen a la democracia los intentos por justificar lo injustificable!. Cuando se asegura que lo que se presenta ante los ojos como delito es un invento de fuerzas malignas que se confabulan para dañar, no se está logrando otra cosa que el resultado inverso del que se busca. Y cuando al costado del dirigente que ensaya la frase justificadora aparecen otros dirigentes del mismo sector opinando lo contrario, entonces todo se traduce en un enchastre. Quizá lo que hubo en estos meses es una coincidencia de denuncias simultáneas. Veníamos de una serie de hechos internos a los que se sumaron los de Argentina y Brasil. Ya habíamos quedado mareados los uruguayos con explicaciones ridículas. Lo argentino fue más fácil de digerir porque nos han estado convenciendo a la fuerza que ya no hay códigos, ni ética, ni la mínima prudencia. Y porque además la justicia argentina analizó, investigó y sumó fojas a los expedientes, todo sin llegar al final. Todos libres y sonrientes. Lo de Brasil alarma porque uno de los involucrados es un hombre de apariencia creíble venido de abajo, limpio de compromisos, líder de millones y responsable de un modelo que veló por los más pobres. Pero los documentos están a la vista y lo condenan al punto que tuvo que refugiarse en los fueros que le dio un cargo inventado para salvarse del brazo de la justicia. Puede ser que esta Justicia (que está ejercida por hombres y que no tiene la venda en los ojos con que la pinta la personificación alegórica de la fuerza de la moral) esté impulsada por algún tipo de animosidad, pero nadie puede encontrar causas en una trayectoria política si esta es correcta, limpia y honesta. Los delitos no se pueden fabricar para endilgárselos a otros. No se pueden inventar títulos de propiedad, ni patrimonios inexplicables y no es uno sino más de 700 los funcionarios procesados en la investigación del llamado mensalào una palabra que en Brasil significa algo así como aumento de mensualidades. Se refiere a los sobornos recibidos por legisladores del Partido de los Trabajadores de Lula para votar a favor de beneficiarios de la obra pública. De este hecho saltan dos misiles: uno es que el propio presidente de la legislatura Eduardo Cunha que lidera la lucha contra la corrupción del PT tiene una causa en su contra por haber recibido 5 millones de dólares en sobornos (corruptos acusando a corruptos) ; el otro misil es que las empresas investigadas se cruzan en gran parte de América, así como se cruza Uruguay en la ruta del dinero que viajó en bolsos desde Buenos Aires. Es cierto que dan ganas de llorar. No solo porque la frase de que “todos son iguales” sigue ganando adeptos, sino porque parte de la izquierda, aquella que hemos considerado reserva de la moral y de la honestidad, la que acusaba a otros, ha empezado a justificar y justificarse. Verdaderamente no sabemos por qué razón solamente sobreviven episodios aislados como el de Salto donde el Intendente frenteamplista no tuvo dudas en enviar a la justicia al propio presidente de la Junta Departamental perteneciente a su mismo partido. Es difícil de entender por qué estos ejemplos no se repiten más arriba que bien serían aplaudidos por la mayoría. Si se nos va de las manos la credibilidad en la clase política, le abriremos las puertas al Diablo. Ya pasó.




Animos Exaltados

24 Abr. No debemos acostumbrarnos al descontrol por cualquier adversidad ni debemos admitirlo. Las reacciones vistas ayer con motivo del partido Nacional-Fénix y las observadas el viernes en ocasión del traslado del homicida de su hijo a la instancia judicial, difieren sustantivamente con la actitud de los habitantes de Dolores ante una verdadera catástrofe. 
Resulta removedor contemplar la capacidad de resiliencia de los doloreños aceptando el embate injusto. De esa capacidad informamos por separado en las páginas de esta edición. Verdaderamente emocionante. La contracara sale a la luz con otros dos hechos infinitamente menores en importancia y detonadores sociales. Un partido de fútbol que consume como ayer horas de televisión en discusiones ridículas después de un entredicho que pasó a mayores entre dos desubicados: un técnico iracundo estresado por el compromiso y un inspector de tránsito acostumbrado al mal trato. 
Se equivocan quienes reclaman de la fuerza policial prácticas extremas porque terminan poniendo la fuerza en manos de efectivos que no están preparados debidamente; se equivocan los que no respetan las órdenes y se equivocan los dirigentes de la Mutual tratando de imponerse a jugadores que habían pactado jugar el partido. Es la búsqueda de un protagonismo ridículo. En el otro suceso de estos días, las muestras de la violencia también se dan a flor de piel. Se empieza equivocando un marido frustrado que en el afán de dañar a su ex mujer termina dirigiendo el daño contra un niño inocente. También se equivocan los vecinos que la toman contra la familia del desquiciado, y se equivocan los que no siendo ni vecinos ni conocidos, hacen un circo frente al Juzgado buscando una fotografía absurda. Saber por qué se producen estos hechos de violencia extrema y sus consecuencias sociales es complicado. Las calles se vuelven cada día más inseguras con más violentos sumados al delito y más prospera el pedido de severidad; un pedido que se expande en términos inesperados como el llamado público para salir a matar delincuentes que le terminó costando el procesamiento al internauta que lo escribió. Es que la gente en el afán de hablar por hablar, pide las peores torturas y desea los castigos más abominables al expresar su indignación. Volvemos de alguna forma atrás y la barbarie crece entre nosotros. En síntesis Dolores ha vuelto a dar una muestra de sensatez ante una verdadera tragedia. En lugar de victimizaciones: cadenas de organización. En lugar de reclamos airados: paciencia y orden. En lugar de griterío: ayuda solidaria. Una ciudad de la que tenemos mucho que aprender.


Bailar un Tango con Más de Dos

11 Abril. Para bailar un tango se necesitaban dos; hasta ahora. La humanidad está llegando a un punto en el que serán necesarios más participantes porque la economía ya no resiste la fórmula. No es posible pensar un desarrollo sin el motor empresarial, porque los gobiernos no pueden por sí solos cultivar la tierra, fabricar insumos y multiplicar brazos laborales. Sabiéndolo, el mundo pareció orientarse hacia el desarrollo ilimitado de las empresas que, fusionándose entre sí, tejieron un poder superior al de los Estados. 
El equilibrio natural entre la empresa produciendo y el Estado distribuyendo se rompió hace rato. Dicen los especialistas que una de las razones es que los gobiernos tienen fecha de terminación cada tanto tiempo y las empresas duran lo que les permite el mercado y sus ambiciones. 
Como una mano invisible el papel del Estado ha sido el de delimitar la actuación de las empresas con el fin de salvaguardar los intereses generales. Hasta aquí todo bien.
Porque además del papel innovador la empresa tiene a sus espaldas dos actividades adicionales: la creación y el descubrimiento de nuevas oportunidades empresariales y la iniciativa emprendedora expresadas ambas en un contexto de riesgo e incertidumbre. 
En nuestro país no existe un espíritu emprendedor; más bien la mayoría se inclina por ingresar en un trabajo público argumentando las dificultades del riesgo, los costos y en especial la carga impositiva a la que se expondría además de compromisos por los cuatro costados. Ser empresario chico, además, es empezar con desventaja frente a los comercios similares que ya existen y aunque el gobierno se repite en argumentos de promociones, éstas no bajan con la fluidez necesaria como para ser entendidas y aplicadas. Así las cosas, el escenario uruguayo está formado por una especie de competidores (la Empresa vs. el Estado) en las que ambos se cruzan en la misma vereda pero no se saludan. 
Para que (además de saludarse) las dos partes iniciaran un camino juntos, tendría que darse un componente fundamental: la confianza. El Estado cree que la empresa esconde sus ganancias y la empresa cree que el Estado ambiciona de más, al punto de poner en riesgo la propia supervivencia del negocio con tal de exigirle tributos. Los ejemplos no han ayudado: la aparición de fondos escondidos en el exterior se contrapone con episodios de funcionarios de gobierno que se parecen mucho a la corrupción como para afirmar el convencimiento de que las dos partes se trampean. Y en el medio quedan los que no pueden esconder, ni evadir, ni mentir: solamente trabajar. Aguantando. 
No es éste el camino que conduce a la prosperidad. Aunque el camino no tenga cartel indicador, todos sabemos que así no es. Los gobiernos no aciertan en el nombramiento de sus jerarcas, el sindicalismo pregona hacia fuera la defensa del trabajo pero trabaja hacia adentro para beneficio de su dirigencia, y las empresas no dan muestras de entender su verdadero rol de motorizar el país. 
Se dice que en los grandes foros éste fenómeno ya encendió sus luces de alerta y que el mundo de mañana deberá necesariamente esperar un nuevo modelo basado en la felicidad del ser humano o por lo menos en evitar que este se haga trizas en las próximas dos décadas. 


Democracia y Periodismo

11 Mar. Un día como hoy el 11 de marzo de 1982, Crónicas comenzó a asumir los desafíos del periodismo escrito con la incertidumbre natural de todo nuevo emprendimiento. Los aniversarios suelen ser utilizados para auto-elogios, una costumbre de la que por suerte creemos estar bien lejos. Pero, cumplir 34 años sin decir nada, podría interpretarse como un desprecio al esfuerzo de muchos porque nada ocurre sin la fuerza humana. Es así que como medio de difusión hemos caminado junto a la democracia desde un par de años antes de que ésta volviera a nacer y se restableciera definitivamente aparejando con ello la devolución de los derechos a cada ciudadano. No resultó fácil competir, ni menos predicar el republicanismo, aquel que reparte derechos y obligaciones por partes iguales. La exigencia, la honestidad y la ética no florecen sencillamente como consecuencia de gozar de un sistema democrático y por alguna razón se considera que el periodismo debe ser siempre apuntalado porque es el enlace obligado de los gobiernos con el pueblo. En su último discurso, nuestro Presidente insinuó que se está buscando alguna forma nueva de comunicarse con la opinión pública en razón de lo que considera tergiversación deliberada de las noticias. Naturalmente, se refería a las grandes corporaciones periodísticas, aunque al generalizar nos envolvió a todos. No hay dudas de que el Presidente tiene claro quién es quién y por eso no hubo necesidad de muchas aclaraciones. 
La libertad de expresión y sus derechos ha cobijado muchos defectos del ser humano, y dentro del periodismo también hay deshonestos como en cualquier otra profesión. Soñar con una República en la que cada habitante tenga claro su rol es eso: soñar. Pero de algún modo, nos parece que el periodismo ha logrado a lo largo de su historia captar a los mejores pensadores de cuyo intelecto ha surgido el modelo de discutir públicamente los temas, reflexionar sobre ello y hasta crear enojos derivados precisamente del calor con la que cada quien defiende sus ideas y principios. La opinión es la condición indispensable para entender la noticia y el cruce de opiniones es el que permite dejar al desnudo los intentos de tergiversación de que hablaba el Presidente. Muy probablemente el paso de los años ha ido mellando la calidad de los profesionales del periodismo de Vaz Ferreira a hoy. El facilismo ha ido bajando el nivel, pero el peso de los medios sigue siendo el mismo.Ya en el 1900 Vaz Ferreira alertaba con el ejemplo de los dos hermanos iguales entre sí con la única diferencia de que uno escribía en un diario y el otro no. Con la misma fuerza intelectual uno de ellos podría influír apenas en su entorno familiar y de amigos. El otro podía destruír reputaciones o hacer creíble un hecho sin pruebas. Esa desproporción entre causa y efecto le causaba “espanto” a Vaz Ferreira en razón no solamente de lo que definía como “maldad intrínseca” conciente o no, sino por la obligación de los periodistas de opinar todo el tiempo sobre los más variados casos, hechos y temas. Por tanto concluía que la moral de la prensa es una moral delicadísima.
Pero un diario se compone además de otros factores como los que forman parte del negocio económico. En él juegan otros factores con otros actores (publicistas, productores, cobradores, oficinistas, repartidores, componedores e impresores) de los que depende en gran medida el resultado final. Cada eslabón depende del anterior y una sola falla afecta la credibilidad final. El objetivo entonces de conmemorar el inicio del año 35 de Crónicas es el justo reconocimiento a los que dieron y dan lo mejor de sí incluyendo a los que, ya apartados, dejaron su impronta en la memoria de los lectores. A todos, muchas, muchas gracias.




COMPARTIR ESTA NOTICIA:

INFORMACION BREVE
La NASA anunció el descubrimiento de un sistema cercano con 7 planetas. Se encuentra a 40 años luz de la Tierra.
El SUNCA realizará un paro nacional mañana viernes en el horario de 9 a 1 ante los dos últimos accidentes fatales ocurridos en Montevideo.
La actriz y conductora argentina Mirtha Legrand festeja hoy sus 90 años.
Cerro sorpresivamente Cambio Nelson de Maldonado. Tiene una deuda deUS$ 2,5 millones.
Hoy será interpelado el ministro Murro. Le responde a Goñi sobre el préstamo de Alas Uruguay
La policía brasileña descubrió un túnel con una gran estructura que estaba siendo construido para la fuga masiva de internos de un presidio de Porto Alegre,
Una ola de calor afectará a nuestro país en los próximos días. Diferentes pronósticos advierten por altas temperaturas para los próximos días y el fin de semana de carnaval. Se esperan sensaciones térmicas de hasta 42º.
Fue identificada la mujer asesinada en el barrio Lavalleja. Su pareja se presentó en el campo donde apareció el cuerpo y la reconoció. Tenía 35 años, signos de haber sigo golpeada y de presunto abuso sexual.
En 50 días, 7 mujeres asesinadas. Al horrendo crimen de Manuela Stábile se sumó otra muerte de una joven de 17 años en el barrio La Paloma.
Lola Moreira viene primera en el Centro Sudamericano de Laser Radial. A una jornada del final la uruguaya lidera la competencia que se lleva adelante en Mar del Plata.
ENVIA TU NOTICIA A DIARIO CRONICAS
   
DIARIO CRONICAS
 
DIARIO CRONICAS
Dir.: Colón 176, Mercedes
Tel.: (598) 4532 5310
Email: diariocronicas@adinet.com.uy
GENERAL
ECONOMIA
ACONTECIMIENTOS
EDITORIAL
DEPORTES
NECROLOGICA
COPYRIGHT©2017 - EDITORIAL DIARIO CRONICAS
DISEÑO DE PAGINAS WEB DISEÑO DE PAGINAS WEB